viernes, 11 de noviembre de 2016

PRESENTACIÓN EN "LA GUARIDA"

Pocas veces tiene uno el placer de estar entre personas que te hacen sentir realmente bien. Y es que dicen que lo bueno, si breve, dos veces bueno. No sé hasta qué punto es cierto este dicho. Lo que sí sé es que, ayer tarde, en el pub de copas "La Guarida", estuve presentando mi libro, "El Legado del Mal" junto con el escritor Javier L. García Moreno, con su novela "Los Amantes del Mar".
Allí, junto con un público estupendo y receptivo, pudimos, mi compañero y yo, introducir nuestras novelas para abrir boca, a todos aquellos que no las conocían.
Javier L. García estuvo soberbio con la introducción que hizo sobre mi libro. Unas palabras que me emocionaron y me hicieron ver aspectos en los que no había reparado. Supongo que, como escritor, uno no se para a pensar ciertas cosas de sus libros ni le da la importancia que realmente tiene. Y lo digo con toda la humildad del mundo.  Agradezco todo lo bueno que se pueda decir, tanto de mi trabajo como de mi persona, sin perder los papeles y por supuesto, teniendo los pies sobre la tierra.
Mi mayor satisfacción, siempre lo he dicho, es la de ver a un lector contento e ilusionado por pasar las páginas de mi libro, esperando descubrir los secretos y las sorpresas que encierra.
Por eso, la experiencia de anoche fue tremenda.
Agradecer también a Paco, el padre de mi homónimo que presentó junto a mí, su colaboración haciendo una pregunta que suscitó el interés y la intriga por leer mi novela.
Sacó a colación cierto personaje que está considerado como el Oskar Shindler español. El diplomático de la embajada de Hungría don Ángel Sanz Briz. Este hombre, y gracias a un equipo de ayudantes compuesto por Zoltan Farkas, la señora Tourne y Monseñor Angelo Rotta, entre otros, pudieron salvar a más de cinco mil judios con la escusa de ser Sefardíes. La mayoría de ellos no lo eran pero, don Ángel Sanz hizo los salvoconductos pertinentes para que todas estas personas pudieran marchar de Hungría y alejarse de aquel infierno que subyugaba hasta la muerte sus vidas.

Para mí ha sido un gustazo y por supuesto de obligado cumplimiento, hacer esta pequeña mención y homenaje de este gran hombre, considerado Justo entre las Naciones.
Espero de todo corazón que disfrutéis de mi novela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario