domingo, 13 de septiembre de 2015

MI MÁS SINCERO AGRADECIMIENTO

Hace un par de años, pensaba que jamás terminaría mi novela. La verdad es que no tenía mucha confianza en mí mismo. Llegué a pensar que el no tener una carrera universitaria pondría límites a mis ganas de conseguirlo. Pero poco a poco, me dí cuenta de que no es así. Que lo que más cuenta en la vida de alguien que quiere conseguir un propósito son las fuerzas, las ganas y la ilusión de conseguirlo. Desde la humildad os digo que he podido comprobarlo. Le he echado muchas ganas y sumado a la ilusión de verla terminada, por fin se ha producido el milagro. Después de haberlo conseguido, proyectaba en mi mente la imagen de verla editada. Tal ha sido esa fuerza positiva disparada desde el interior de mi alma, que un editor vino a cruzarse en mi camino por designios Divinos. Javier Salinas, se sube en el carro del mundo empresarial y arranca con fuerza en una vertiginosa carrera hacia el desconocido y arriesgado mundo literario para hacerse cargo de posibles proyectos de éxito.
Se pone en contacto conmigo a través de una antigua compañera de colegio y me pide que le pase algo del libro para leer. Accedo pasándole los dos primeros capítulos, y al día siguiente me dice que le pase más capítulos porque lo he dejado enganchado y quiere leer más. Esa respuesta hace que empiece a subir por mi estómago un frío abrasador que me eriza el cuerpo entero, pero como soy una persona que siempre me ha gustado tener los pies en la tierra, me digo: "Tranquilito y buena letra. No te me subas a la parra a ver si te vas a caer y luego no puedes levantarte."
Por problemas técnicos pierdo la novela de mi portátil dando gracias a Dios de que una copia la tiene un familiar mío periodista. Javier y yo quedamos para tomar un café y hablar del tema. Afortunadamente, cuento con el primer borrador que saqué por impresora y lo llevo para dárselo. Cuando ve el tocho de libro se sorprende pero su cara lo dice todo: El libro parece prometedor.
Poco después me envía un mensaje diciendo que ha terminado de leerlo y que se quiere hacer cargo de todo. A mí, me empiezan a dar yuyus por todo el cuerpo. No puedo controlar la emoción y echo mano del "Fortasec". (Los que no hayan pillado esto que lo miren por Internet. No voy a entrar en detalles).
A día de hoy quiero dar las gracias a Javier por haber apostado por mí y reconocerle el mérito de lo arriesgado que es el mundo de la literatura. Aprecio sus consejos y la buena voluntad que deposita en mí día a día.
Gracias por todo Javier!!! Y gracias a todos por estar siempre ahí leyendo mis críticas, mis comentarios y mis artículos.
!!!Un abrazo a tod@s!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario