jueves, 23 de abril de 2015

LAS MAFIAS.

LAS MAFIAS
Contra las mafias no se puede actuar. Y cuando digo mafias no me refiero a esos tipos de negro, con corbata blanca, sombrero y una pistola o revolver en la sobaquera. Las mafias actuales no se visten así. Son más desapercibidas. Pero a la hora de ver su imperio, o su trabajo labrado con gran esfuerzo corrupto, peligrando en manos de otras personas dispuestas a levantar y destapar esa corrupción que tanto tiempo ha costado, entonces actúan como verdaderos gansters, amenazando, intimidando y si es necesario, haciéndote una visita personal para que dejes de increparles y de poner en peligro toda la MIERDA que tanto les ha costado montar.
Cuando digo MAFIAS me estoy refiriendo a empresas, sindicatos, asociaciones, grupos de personas, capaces de todo para conseguir un propósito personal y de los suyos, gentes del Gobierno y de Ayuntamientos.
Pero, ¿qué sucede cuando la parte LIMPIA decide llegar hasta el final de la cuestión? ¿Realmente merece la pena llegar hasta el final, o debemos claudicar y entrar por el aro de lo que estas MAFIAS quieran y procurar tener una vida tranquila, apartando y haciendo la vista gorda a toda esa situación?
La polémica está servida. Ahí os dejo esas preguntas para todo aquél que quiera participar en el debate.

Os agradezco que siempre leáis mis críticas y mis pequeños artículos.
Sois estupendos!! Un abrazo a tod@s.

No hay comentarios:

Publicar un comentario