viernes, 15 de agosto de 2014

Estoy cansado.

Estoy cansado de ver un mundo desolado donde las personas se enfrían con el paso del tiempo.
Estoy cansado de ver cómo hay personas que con una simple mirada, infunden miedo y terror a otras personas.
Estoy cansado de ver cómo unas personas usan la palabra para engañar, embaucar y utilizar a otras personas para sus propósitos como máquinas o muebles, sin importarles su bienestar.
Me doy cuenta de que el mundo es de los corruptos, sinvergüenzas, malversadores y demás crápulas que se aferran como lapas a un sistema cada vez más podrido.
Y el resto, los que se supone son "buena gente" (hasta que se demuestre lo contrario), se tienen que conformar con el autoconvencimiento de que por lo menos, están como están que no es poco, aplacando así la impotencia de ver cómo con el paso del tiempo se han ido mermando sus derechos y sus libertades así como su economía.
Pero, no pasa nada. Vivimos esperanzados en un futuro que no llega descuidando así el presente, olvidándonos de vivir el día a día, con nuestros amigos y demás familia.
Estoy cansado de oír lamentaciones que quedan en el fondo de un baúl oxidado, sin posibilidad de abrir por ese lastre llamado "miedo". Miedo a decir "NO" o a decir "SI" o simplemente "BASTA YA", NO LO VOY A HACER.
Cuando nos atrevamos a decir por fin lo que realmente pensemos sin necesidad de tener miedo a equivocarnos, solo entonces podremos decir que LA VERDAD NOS HARÁ LIBRES.
Acabemos de una vez por todas con esas barreras psicológicas que nos hace prisioneros de nuestra propia existencia.
Un abrazo a tod@s!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario