sábado, 16 de febrero de 2013

Metiendo la pata...hasta el cuello!!!

   Bueno, pues resulta que nos hemos enterado de que la Politécnica a conectado la alarma de incendios del edificio de Industriales al móvil del vigilante que está haciendo guardia en Antigones. Esto, ¿qué quiere decir? Pues muy sencillo. Que si salta la alarma por cualquier circunstancia, ya sea por fallo técnico o porque en realidad haya fuego real, el vigilante que está prestando servicio en el edificio de Antigones, deberá bajar hasta el edificio de Industriales para ver qué ocurre.

   Entonces, a partir de aquí, ya es una situación ilegal, porque el vigilante que presta sus servicios en Antigones no puede abandonar su puesto de trabajo, con lo cual, ya estaría incurriendo en un delito de "abandono de servicio". A esto hay que añadir que, debe pasar por una "vía pública" hasta el edificio de Industriales, y un vigilante de seguridad "privada" no puede transitar por vía pública, lo cual, está infringiendo el reglamento de seguridad privada y, para más INRI resulta que, si al vigilante de seguridad le ocurre algo fuera de su puesto de servicio, ni la empresa de seguridad ni la empresa subsidiaria, en este caso La Universidad, se responsabilizarían de lo ocurrido al vigilante puesto que, la responsabilidad en cualquier caso, la tiene, en última instancia el vigilante de seguridad de todas las acciones y decisiones que tome en su turno.

   O sea, que ni el mismísimo Rey de España podría decirle a un vigilante de seguridad que hiciese algo fuera de los márgenes de legalidad de éste, sin que estuviese exento de responsabilidad alguna.

   A ver al final como acaba todo esto. Seguiremos informando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario